UNICO ALBERGUE DE PEREGRINOS EN PUEBLA DE SANABRIA

 

El Albergue “Casa Luz” es una antigua casona familiar. Tras 16 años cerrada, se rehabilita como albergue de peregrinos en el año 2008. La iniciativa se debe a la sugerencia de algunos caminantes que detectaron la carencia de este tipo de establecimientos en la Villa de Puebla de Sanabria. Tras el cierre del colegio de las Hermanas del Amor de Dios que dieron cobijo a los viajeros del Camino de Santiago, en Puebla no quedó ningún alojamiento para peregrinos, limitándose su posibilidad de hospedaje a algunos hoteles de La Plaza.

Con una enorme ilusión y afán de servicio, los actuales hospederos se ponen manos a la obra en Mayo de 2008. El día 2 de Julio, en un tiempo récord, el establecimiento ya era una hermosa realidad. Al día siguiente de abrir sus puertas ya tenía el honor de recibir a los primeros peregrinos.

Servicios que ofrece: El albergue “Casa Luz” está situado en un sitio estratégico, a la entrada de la Villa de Puebla, en el mismo Camino Sanabrés de Santiago y sin posibilidad de pérdida alguna. En cincuenta metros tiene todos los servicios que el caminante pueda necesitar para su comodidad y descanso: supermercado, restaurantes, farmacia, casa de masajes, centro de salud, panaderías, carnicerías, pescaderías, teléfono público… Todo ello en el entorno mágico de una Villa medieval, ubicada en las inmediaciones del Parque Natural de El Lago de Sanabria, junto al río Tera. Puebla ofrece todos los servicios de una ciudad moderna: cajeros automáticos, bancos, Guardia Civil, Policía Local, Protección Civil, Correos, Oficina de Información y Turismo, camping, Cibersala, Piscinas…

En nuestro corto, pero apasionante camino,”Casa Luz” destaca por la favorable acogida de los peregrinos que nos animan a seguir mejorando. Gracias a su impulso, en la actualidad estamos rehabilitando el huerto anexo, con estupendas vistas al Castillo. Este emplazamiento será un espléndido regalo para la vista al tiempo que nos brindará un tiempo extra de paz y relajación que, sin duda, será muy apreciado tras el largo y sufrido peregrinar en busca de nuestra ansiada meta: Santiago de Compostela.

Muy cerca del albergue, a 5 minutos a pie, en la cumbre del otero, se alza el majestuoso Castillo, edificado en el siglo XV, por encargo de los condes de Benavente, señores de buena parte del reino de León, con magnificas vistas sobre el río Tera. Desde allí tenemos al alcance los principales y más típicos lugares de la Villa: calles empinadas de piedra, balconadas sanabresas, escudos nobiliarios…

El compromiso de “Casa Luz” es proporcionarle al viajero una cálida acogida y una estancia inolvidable, marcada por un ambiente familiar tranquilo que deseamos mejorar día a día.

En enero de este Año Santo 2010, decidimos ampliar y mejorar las prestaciones del albergue. Hemos crecido en número de plazas, pasando de 18 a 34; hemos aumentado el número de duchas, aseos y lavabos hasta lograr un número óptimo. Para ello hemos tenido que instalar acumuladores de agua caliente para que las duchas dispongan de un perfecto régimen de aprovechamiento, evitando la posibilidad de que se agote el agua caliente. Tres lavaderos y muchos metros de tendederos tanto al sol como cubiertos facilitan el aseo de la ropa, que se completa con una potente lavadora y secadora. Casa Luz dispone, así mismo, de parking para bicicletas con una manguera de agua para su lavado. Una terraza con mesas en sol y sombra donde se puede descansar leyendo, preparar la siguiente etapa e incluso comer, completan una oferta plena de deseos de servicio.

Un lugar que no te puedes perder.